fbpx

Mi pareja tiene “MAMITIS”

Mi pareja tiene “MAMITIS”

Hay hombres y mujeres que aún dependen de sus padres. Y no necesariamente lo digo en el aspecto económico, sino en el sentido emocional, por lo que establecen vínculos que pueden parecer «sanos», pero no lo son, pues no les permite hacerse cargo de su propia vida.

Hay miembros en las parejas, que dicen que no se dieron cuenta que se estaban relacionando con alguien que tenía “papitis o mamitis” y hay otros que dicen que sí, pero desgraciadamente solo esperan que la pareja cambie con el tiempo como por arte de magia. Y esto no va a ocurrir.

En ambos casos, tener una pareja con «mamitis o papitis» puede ser o ya es un problema en la relación, que se debe atender si se quiere mejorar la relación de pareja. El noviazgo es precisamente para conocerse y claro que sí te puedes dar cuenta del cómo es tu pareja. El asunto es que muchas veces no lo quieres aceptar o consideras que no te causaría problemas en un futuro o porque tú también pudieras tener algún tipo de problema y por ello, inconscientemente te relaciones o busques parejas así.

Creo que la «papitis o mamitis» trae un problema de dependencia y codependencia en el aspecto emocional entre hijos y padres. Por ello también el problema está con los padres. Una persona no tiene «mamitis o papitis» nada más porque sí.

Muchas veces son padres o madres controladores, castrantes, chantajistas que fueron «educando» a sus hijos a siempre depender de ellos, a querer darles todo, a hacer sentir a los hijos que sin ellos (sin los padres) en el futuro, «no la vas a hacer».

O también está la contra parte, son madres o padres que se victimizan y chantajean emocionalmente a los hijos para que estos salgan al rescate de sus padres, llevando como hijos una «carga» o responsabilidades que aún no les corresponden a su edad. Y esto puede crear en sus relaciones futuras que inconscientemente busquen parejas que «quieran que las salven».

Al principio, cuando niños, no se ve tan evidente y no se le da mucha importancia a cómo se está educando a los hijos. Pero los problemas y las consecuencias vienen después, y se ven reflejados en nuestras relaciones:

Se forman Parejas que también son dependientes y codependientes emocionales, Parejas en las que uno es el castrante y dominante y el otro el sumis@ o Parejas con «mamitis y papitis».

 

Si crees que puedes tener o estar viviendo en una relación así, por favor ve o vayan a Terapia con un profesional. Sé que les va a ayudar.¿Te recomiendo a alguno?  Visita: www.haydeegutierrez.com

Compártelo a tus amigos y deja tu comentario!

Share0Share +10Tweet0

Deja un comentario

Envíame un whatsapp