fbpx

La impuntualidad y mi falta de palabra

Hoy quiero tocar el tema de la Impuntualidad. Y cómo se relaciona esto con el «No tener palabra».

Y hoy lo quiero comentar porque suelo enterarme en muchas de las conversaciones que sostengo con amigos, conocidos, seguidores en las redes sociales o con algunos familiares, de cómo mucha gente llega tarde a sus citas o compromisos.

Cada vez que en alguna conversación sale el tema de que fulanito llegó tarde, o que esa persona con la que platico, me comenta que llegó tarde a su reunión, no puedo evitar que pase por mi mente el pensamiento de: ¡Yo no te la creo! ¡Es mentira que se te hizo tarde y aquí está justificándote!

Y pienso esto porque el simple hecho de llegar tarde, así sea un minuto, a tu junta, a una reunión o evento que declaraste y acordaste que ibas a asistir… el hecho de que llegues tarde es una mentada de madre hacia la otra persona(s).

Pues el mensaje que les estás dando es:

«NO ME IMPORTAS O NO ERES LO SUFICIENTEMENTE IMPORTANTE PARA MÍ».

(Por más excusas o argumentos que les ofrezcas tratando de justificar tu impuntualidad).Y sobre todo, es una falta de respeto hacia ti mismo/a al convertirte en una persona que «no honra su palabra» y que no cumple con los acuerdos que declara. Te vuelves una persona que no tiene palabra.

Me explico con algunos de los siguientes ejemplos…

Solemos escuchar el clásico:  

«Se me hizo tarde porque… 

…se me descompuso el auto,

…se me averió un neumático,

…no pasó el transporte,

…había mucho tráfico,

…se atravesó el tren,

…había una manifestación,

…me enfermé,

…se enfermó mi hijo,

…tuve que llevar a mi hijo a la escuela,

…estaba lloviendo demasiado,

… (y un largo etcétera)».

Generalmente la gente que aún no es consciente del poder de su Liderazgo Personal, se vende a esta idea, (tomando el ejemplo del auto), que como se le descompuso el auto, ahora puede usar ese argumento y llegar tarde a su reunión, cita o trabajo, o incluso no ir, y que este evento ocurrido, es suficiente para que no haya problema o consecuencias, por lo que suele argumentar al siguiente día el evento que le ocurrió como justificante para «limpiarse las manos» y no asumir las consecuencias de la irresponsabilidad que cometió de ese acuerdo roto que no cumplió.

Es decir, Declaró e hizo un acuerdo con la otra persona de que iba a llegar tal día y a tal hora y simplemente no lo hizo. 

Y te lo recriminan pues no son conscientes de su falta de liderazgo:

«¡¡Pero es que se me descompuso el auto!! ¡¡qué querías que hiciera!! ¿Por qué me vas a poner retardo/descontar el día?» 

Y sí… puedo entender perfectamente que en ocasiones hay circunstancias externas que nos impiden cumplir con ese acuerdo que hicimos (reunión, cita, etc.), pero siempre tenemos el poder de elegir cómo responder frente a este.

Siguiendo con el ejemplo del auto que se descompuso…

Ante ese evento tienes el poder de Elegir Justificarte y ofrecer una explicación tranquilizante al siguiente día o al momento de tu llegada tarde… o Puedes elegir hacer algo al respecto en ese momento para hacer todo lo posible por llegar a tu cita o reunión a tiempo.

Es decir, si te ocurre un evento que muy probablemente te va a retrasar a tu cita o reunión… 

Por ejemplo, si tu auto se averió… tan fácil como orillarte y cerrar el auto, tomar el transporte, tomar un Uber, pedir un aventón, y llegar a tiempo a tu compromiso.

Pero antes, una persona que asume su Liderazgo Personal, lo primero que hace (antes que lo anterior) es hablar con la persona con la que hizo el acuerdo, para anunciar su posible retraso (por causar externas), y plantearle un nuevo posible acuerdo: Pedirle si le permite llegar con ese posible retraso. Y ya dependerá de esa persona, el que te permita llegar esos minutos tarde o si se hace un nuevo acuerdo para otro día.

Con esto, la persona ya sabrá:

1. Que te ocurrió una situación (ajena a ti) que te iba a retrasar y

2. Sabe que no le estás faltando al respeto por valorar el acuerdo que tenían por encima del evento externo o circunstancia.


Es por eso que una persona que asume su poder y Liderazgo Personal siempre se enfoca en el Cómo sí puede hacer para cumplir con ese acuerdo que hizo con los demás. Se atreve a salir de su Zona de Confort para cumplir sus acuerdos. Pues lo más fácil y cómodo es romper el acuerdo y justificarse y disculparse al siguiente día.

Eso es muy cómodo y es de personas que ponen su poder personal en manos de los demás o de las circunstancias. Son gente que culpa a las circunstancias, de lo que le ocurre y son del tipo de personas que suelen justificar el por qué no logran sus metas.Hay gente que se la vive disculpándose por llegar tarde, como si eso resolviera su problema. ¿Y luego se preguntan por qué no se les abren puertas? No son conscientes aún de que ellos mismos se las están cerrando.Consejo: 

¡¡ DEJA DE DISCULPARTE POR LLEGAR TARDE !!

…AL MUNDO NO LE SIRVE QUE TE DISCULPES… AL MUNDO LE SIRVE QUE TE SUPERES, QUE SEAS MEJOR PERSONA.Sé consciente de tu falta y Aprende del error que cometiste, y… 

¡¡ NO LO VUELVAS A REPETIR !!De lo contrario te conviertes en un idiota. Pues un idiota es alguien que repite una y otra vez el mismo error por no tener la capacidad y voluntad de aprender de este.

¿Conoces a gente impuntual?¿Qué te generan este tipo de personas?¿O tú eres impuntual?

Compártelo a tus amigos y deja tu comentario!

Deja un comentario

Envíame un whatsapp