fbpx

¿Cómo dejé de fumar?

Me resulta difícil entender cómo es que algunas personas dicen no poder dejar el cigarro.Yo fumaba demasiado en mi etapa universitaria. ¡Pero demasiado! ” Literalmente desayunaba cigarros.

Apenas despertaba para irme a la escuela, aún no tenía ningún alimento en la panza y ya me estaba “chingando” un cigarro. Cigarro al despertar, cigarro en el trayecto a la universidad, cigarro estudiando, cigarro en los tiempos libres, cigarro en el trabajo, cigarro después de comer, cigarro después de “ponerle Jorge al niño”, cigarro al tomar alcohol, cigarro por todo!!

Pero recuerdo que un día, así de la nada, por unos segundos hice una breve introspección y me dije a mi mismo: “Mi mismo… ¿Qué rayos sucede contigo? ¿Por qué fumas un chingo? No friegues!! Lo tienes que dejar! Mírate!!

Ya ni las pinches escaleras del metro puedes subir. Te fatigas demasiado”.

Y recuerdo que pensé que lo debía dejar principalmente por dos motivos…

1. Por un lado, porque sabía que ya se estaba viendo reflejado en mi salud, y

2. Por “cuco” la verdad, osease por tacaño, al darme cuenta que se me estaba yendo muchísimo dinero en tabaco del poco dinero que estaba ingresando con mis actividades.

Primero, opté por comprarme un cigarro electrónico (vapeador) e irle bajando la dosis de nicotina a los líquidos. Pero la verdad era mucho trabajo andar limpiando el vapeador, y que si cambiarle las esponjitas, y que si ya se acabó el liquido hay que ir a comprar otro, y que si las pilas, esto y lo otro hasta que dije:

“YA, YA ME HARTÉ… A LA CHINGADA!!

Tengo que poder dejarlo de chingazo”. (Por aquello de que dicen que no se puede dejar algo de golpe). Pero así fué. Me dije: “Ya no voy a gastar absolutamente nada en comprar cigarros. Ya no voy a fumar ni siquiera uno”. Y así fué. Pensé que iba a andar todo ansioso durante el día, o más intolerante, más amargado, haciéndosela de pedo a todo mundo, con temblores, tal vez golpeando gente jaja, pero no. No ocurrió así.

Y de eso ya son muchos años que tengo de no fumar.

Hoy en día a veces hasta me provoca náuseas simplemente el oler el humo del cigarro. Luego de años, y con el ejercicio que hago todos los días, ahora menos tolero su humo. Creo que el ejercicio que desde hace tiempo comencé a hacer, si sirvió y sí sirve para ayudar a dejar de fumar.

Pero realmente el dejarlo, en mi caso fué una simple declaración que hice y simplemente tener los webos de respetar mi palabra y sostenerme en ella. Por lo que pienso que Si se Puede dejar de fumar de un día para otro y aquel que piense que no es posible, es simplemente porque NO quiere dejarlo y porque le encanta contarse así mismo un cuento de victimez de que “no se puede o es muy difícil” simplemente para seguir haciéndolo.

¿Y a ti que fumas y estás contemplando dejarlo, te pregunto…

¿Cuáles son esas conversaciones que te cuentas y le cuentas al mundo del por qué “no puedes” dejar el tabaco?

¿De qué manera, esa conversación que te cuentas acerca de tu creencia de que “no puedes o es muy difícil”, se refleja en otras áreas de tu vida?

Me gustaría saber qué opinas.

#LiderazgoPersonal #LograLoQueTePropones

Compártelo a tus amigos y deja tu comentario!

Deja un comentario

Envíame un whatsapp